¡Gana un surtido BelOleum! En +25€

Blog

el aceite de oliva y su acidez

La acidez del aceite de oliva

Para obtener el llamado “oro líquido” es necesario todo un proceso cuidadoso de elaboración y conservación del aceite. Y es que, el aceite de oliva es un placer para el paladar tanto de gourmets o amantes de la cocina como de cualquier otro tipo de comensal.

La acidez del aceite de oliva es un factor clave para determinar su calidad.

Pero, ¿sabes en qué consiste este parámetro del aceite? En este artículo te contamos más sobre la acidez del aceite de oliva y su importancia a la hora de indicar la calidad de los distintos tipos de aceites.

¿Qué es la acidez en el aceite de oliva?

La acidez del aceite de oliva sirve para medir la cantidad de ácido oleico libre que hay en un aceite en concreto, respecto al total de triglicéridos.

Por su parte, un triglicérido no es otra cosa que 3 ácidos grasos, unidos por una molécula denominada glicerol. Los triglicéridos, junto a las vitaminas y los antioxidantes (todos ellos, unos grandes aliados para reducir el colesterol), son los componentes principales del aceite de oliva.

Cabe destacar que el aceite más puro es aquel que se encuentra dentro de la propia aceituna u oliva. Como ya sabemos, las moléculas de ácido oleico se encuentran unidas, pero dicha unión no es muy fuerte, así que cualquier cambio oxidante o agresivo puede romperlas; dejando así libres a los ácidos grasos.

¿Cómo se mide la acidez del aceite de oliva?

Para medir el índice de acidez del aceite, se requiere de un laboratorio científico. A partir de una prueba específica, se podrá comprobar el nivel de acidez del aceite de oliva y, por consiguiente, su calidad.

Pero, ¿cuál es la mejor acidez del aceite de oliva?

¿Sabes cuál debe ser la acidez del aceite de oliva? La acidez óptima del aceite de oliva es aquella que es baja. He aquí la explicación:

Si la acidez es alta, sabemos que se debe a que los ácidos oleicos están libres, por lo que la aceituna habrá sufrido algún tipo de cambio externo. En la recogida, en el transporte, en el almacenaje o en su tratamiento ha presentado alguna alteración en su oxidación.

De este modo, cuanto menos ácido sea el aceite, mejor qué mejor.

¿La acidez afecta al sabor del aceite?

La respuesta es no. Pese a que la acidez del aceite de oliva interfiere en la calidad del propio aceite (ya que “poca acidez” es sinónimo de “una oliva sana y fresca”), no afecta ni a su sabor ni a su textura.

Y es que no nos podemos olvidar que los ácidos grasos no tienen sabor, por lo que no modificarán el gusto del aceite.

Tipos de aceites de oliva y su acidez

¿Ya tienes claro cuál es el grado de acidez del aceite de oliva virgen extra o AOVE? ¿Y el índice de acidez del aceite de oliva suave? Estos son los parámetros que debes tener presente, a la hora de adquirir tu aceite:

Acidez del aceite de oliva virgen

Para empezar, el grado de acidez del aceite de oliva virgen es aquel que va de 0,8 a 2% de acidez. En efecto, aquel que podemos encontrar en el supermercado como “intenso” o “suave”. Cabe destacar, a su vez, que el aceite a partir de 2 grados de acidez es el denominado lampante. Su consumo directo no está autorizado.

Acidez del aceite de oliva virgen extra

Por su parte, el AOVE o aceite de oliva virgen extra es aquel que cuenta, entre otros parámetros, con una acidez máxima del 0,8%. En efecto, esta es una de las principales diferencias entre el aceite de oliva virgen y el AOVE.

Como hemos dicho antes, cuanto menor sea la acidez del aceite de oliva, muchísimo mejor. Por eso, en BelOleum cuidamos al máximo todo el proceso de elaboración para poder ofrecerte un aceite de oliva virgen extra de calidad Premium. Descubre nuestro AOVE para regalar, donde disponemos –entre otros productos- de nuestro pack de 3 variedades.

¿Te ha gustado?
(Votos: 1 Promedio: 5)
x

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Aceptar Rechazar
Consultanos por Whatsapp