Envíos gratuitos, salvo formato 5L

Blog

pan naan receta

Receta de pan naan indio casero sin horno

¿Has probado alguna vez el pan naan? ¿O no tienes ni idea qué te estamos hablando? Por si no lo conoces, se trata del pan indio más tradicional, muy consumido también en Asia central. Es un tipo de pan plano y muy esponjoso que, normalmente, se cocina a la sartén.

Hacer pan naan es más fácil de lo que parece, y con un chorrito de nuestro oro líquido queda espectacular. Si eres de los que les gusta viajar cocinando y las recetas que traspasan fronteras, este post es para ti.

Ingredientes

  • Harina de trigo: 500 gramos
  • Agua tibia: 250 mililitros
  • AOVE BelOleum variedad Arbequina: 75 mililitros
  • Levadura seca: 2 cucharaditas
  • Sal: 1 cucharadita
  • Miel: 2 cucharadas
  • 1 yogur griego o natural
  • Opcional: sésamo, comino o hierbas frescas

Cómo hacer pan naan paso a paso

¿Ya tienes los ingredientes para hacer pan naan listos? ¡Pues manos a la obra! Como verás, las instrucciones no distan mucho de las de nuestra receta de pan casero con aceite de oliva (otra opción sencilla y con un resultado irresistible, ¡pruébala también si todavía no lo has hecho!).

Estos son los pasos a seguir para hacer tu pan indio naan:

1. Activa la levadura

Vas a empezar activando la levadura. En un bol pequeño, mézclala con una cucharada de miel y el agua tibia. Déjala reposar durante unos 5 o 10 minutos, hasta que empiece a salir espuma de la combinación. ¡Será la señal de que la levadura ya está activa!

2. Mezcla los ingredientes

Coge otro bol más grande, y añade ahí la harina de trigo con la cucharadita de sal. Después haz un hueco en el centro, e incorpora la mezcla de la levadura, el resto de la miel, el yogur y 2 cucharadas de nuestro aceite de oliva virgen extra.

3. ¡Hora de amasar!

Con las manos limpias o con la ayuda de una espátula, empieza a amasar todo. Traslada la masa de tu pan naan a una superficie ligeramente enharinada, y amásala durante unos 10 minutos, hasta que esté suave y hayas conseguido una textura elástica.

4. Deja reposar la masa

Coloca la masa en un bol con un poquito de AOVE y cúbrela con un paño, a poder ser húmedo. Es el momento de dejarla reposar, hazlo en un lugar más bien cálido.

Deja que repose durante al menos 1 hora, ¡y verás como se duplica su tamaño!

5. Forma los naans

Una vez lista, divide la masa en 8 porciones iguales. Con ayuda de un poco de harina -la que sea necesaria-, ve dándole forma a cada porción.

Primero, de disco aplanado y, luego, ve estirando hasta formar panecillos ovalados o redondos con un ligero grosor.

6. ¡A cocinar tu pan!

Es hora de cocinar tu pan. Y no, no vas a necesitar el horno. ¡Vas a hacerlo a la sartén!

  • Calienta una sartén grande a fuego medio-alto y pincélala ligeramente con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
  • Coloca el primer naan en la sartén y cocínalo hasta que aparezcan burbujas en la superficie, durante 2 o 3 minutos.
  • Dale la vuelta y haz lo mismo con el otro lado hasta que tenga un ligero toque dorado. ¡Y así con todos!

7. Sírvelo y disfruta

Ya tienes tu pan naan indio listo. Procura servirlo cuando aún esté caliente para disfrutar aún más si cabe de su sabor.

¿Un consejo? Échale un poquito de nuestro AOVE por encima y espolvorea las especias que más te gusten. A nosotros nos encanta añadir también un poco de sésamo. ¡Y el perejil o el comino le dan un toque exquisito!

 

¿Te ha gustado? Seguro que sí. Al fin y al cabo, todas las recetas con aceite de oliva como ingrediente principal son bienvenidas. ¡Porque están buenísimas!

Pero no olvides que no sirve cualquier aceite, es mejor elegir un producto que merezca la pena. Te aseguramos que, si pruebas el aceite de oliva virgen extra premium de BelOleum, no te vas a arrepentir. ¡Y no vas a querer cambiarlo por ningún otro!

 

Consultanos por Whatsapp